Médico General

Puede ofrecer los primeros consejos en materia dietética y de lucha contra el sobrepeso. En caso de necesidad, puede derivar rápidamente al paciente hacia el especialista correspondiente (cardiólogo, neurólogo, dentista, podólogo…), y por supuesto, al diabetólogo. La colaboración entre el diabetólogo y el médico general es fundamental para que la asistencia al paciente sea la adecuada.